Agua potable en las pedanías.

Después de la denuncia efectuada por el portavoz del Grupo Socialista del Ayuntamiento de Aguilas, Ramón Román, acerca de la falta de agua potable de casi 400 viviendas en el conjunto del municipio y de la respuesta del equipo de gobierno, calificando de “ilegales” estas construcciones como manera de justificar su falta de atención e inversiones públicas; el equipo de gobierno se ha negado a debatir el asunto que llevaron los socialistas en forma de moción al pleno del mes de noviembre, celebrado ayer martes.

La moción de los socialistas fue declarada “resolutoria” por el alcalde Juan Ramírez, de manera que no fue debatida en el pleno, acumulando un nuevo retraso en la respuesta que están esperando cientos de vecinos de la zona que están deseando ver regularizada su situación, disponer de una red de agua potable y otros servicios de los que actualmente carecen, como son contenedores de residuos, alumbrado y calles asfaltadas.

Los socialistas denuncian que la situación de estos vecinos es insostenible ya que actualmente se abastecen con depósitos que, a veces, no reúnen las condiciones higiénicas mínimas para el abastecimiento de agua potable.

Por otra parte, los socialitas denuncian que la negativa del Alcalde a debatir el asunto se suma a las quejas de los vecinos de la zona de que no han sido recibidos en el ayuntamiento para solucionar su situación, a pesar de que lo están solicitando repetidamente desde 2001.