Consentino recuerda a la portavoz del PP que “los políticos debemos tener una actitud ejemplarizante en todo lo referente a la crisis del Covid19”

El secretario de Organización del PSOE aguileño, Tomás Consentino, ha mostrado su asombro ante el anuncio realizado por la portavoz del PP de Águilas, Eva Reverte, sobre la presentación de una moción, que se debatirá en el próximo pleno, en la que pide que se haga público un registro de vacunación de la corporación municipal; una petición a todas luces llamativa cuando el Gobierno de López Miras sigue manteniendo el silencio sobre el paradero de las más de 600 dosis de vacunas cuyos destinatarios son aún una incógnita. Consentino ha tachado de cínica la actitud de los populares aguileños queriendo sembrar dudas sobre la actuación del Equipo de Gobierno y justificando, al mismo tiempo, el comportamiento indignoque la Consejería de Sanidad de López Miras ha tenido “repartiéndose más de 600 dosis de vacunas, saltándose un protocolo de vacunación que es claro y no deja lugar a dudas y sin importarle que este hecho haya dejado a los sanitarios en activo que trabajan en primera línea sin la segunda dosis necesaria. Desde el PP quieren dar normalidad a una actuación claramente irregular que, de hecho, ha llegado hasta la Fiscalía de la Región de Murcia que el pasado 25 de enero abrió diligencias sobre esta indecente trama de vacunación”.

Pese a ello, el secretario de Organización del PSOE ha manifestado a la señora Reverte que “los concejales del PSOE no tenemos ningún problema en que se haga público nuestro certificado de vacunación, cosa muy distinta a lo que ha hecho el PP regional que se ha limitado a ofrecer una declaración responsable; documento este que no es más que una declaración en la que el propio interesado indica que no ha recibido la vacuna y que los ciudadanos deben creer sin ninguna prueba que los respalde, casi como un acto de fe hacia el político que lo suscribe”.

En la misma línea, Consentino ha lamentado que desde el PP se siga justificando la vacunación irregular del ya exconsejero de Salud, Manuel Villegas, alegando la interpretación del protocolo, ya que es cardiólogo. “El protocolo es claro al señalar que la vacuna puede ser inoculada, en esta fase, a los sanitarios en activo. Si el señor Villegas hubiese compaginado su labor política con su trabajo como sanitario, como es el caso de las políticas y sanitarias aguileñas Rosalía Casado y María Dolores García, dicha vacunación habría estado totalmente justificada pero, en el momento en que recibió la dosis, su labor era exclusivamente política. En el protocolo de vacunación no cabe interpretación posible y todo aquel que pretenda, aprovechando su cargo, saltárselo debe asumir las consecuencias con independencia de su ideología o afiliación política”.

Para finalizar el portavoz del Equipo de Gobierno ha manifestado que “todos los concejales y concejalas socialistas podemos afirmar y demostrar con rotundidad que hemos respetado escrupulosamente el protocolo de vacunación establecido, así como las recomendaciones sanitarias mediante las cuales se instaba y se sigue instando a la población a evitar reuniones de no convivientes, reduciendo al máximo los contactos sociales. Los políticos debemos ofrecer una actitud ejemplarizante y no podemos pedir a los ciudadanos y ciudadanas responsabilidades sin ser ejemplo de ello”.