El alcalde de Águilas impide que Servicios Sociales dé información al PSOE

comedorEl Grupo Socialista informa de que envió, por los cauces legales, un escrito dirigido a Bartolomé Hernández para que la Coordinadora de Servicios Sociales remitiera los datos correspondientes al funcionamiento de la Escuela de Verano de Hábitos Saludables, tal y como el PP les indicó en el Pleno de septiembre

El PSOE recuerda que a principios del pasado mes de junio, y por segundo año consecutivo, solicitó al alcalde de Águilas, Bartolomé Hernández, que el ayuntamiento habilitara una subvención para mantener abierto, al menos, un comedor escolar en verano. “De esta forma, más de 100 alumnos pertenecientes a familias con graves dificultades económicas tendrían aseguradas las necesidades básicas alimenticias también durante las vacaciones estivales”. Finalmente, la propuesta de los socialistas prosperó y este año, previa evaluación, 25 escolares podrían beneficiarse de la puesta en marcha de esta iniciativa.

Asimismo aseguran que quisieron saber cómo marchaba el proyecto y para ello se personaron en el Colegio Público Ciudad del Mar el día 1 de agosto, comprobando que allí solo se encontraban 7 de los 25 beneficiarios. Ante esta situación, y “motivados por hacer una evaluación del proyecto, con el objeto de estudiar los posibles fallos que pudieran ser susceptibles de corregir en lo sucesivo”, preguntaron al concejal de Educación en el Pleno de septiembre cuánto tiempo ha estado funcionado dicha escuela, cuántos niños han participado, cuál ha sido el gasto para el consistorio y si consideraba que el centro elegido era el más idóneo para el grupo de alumnos que han asistido. El edil responsable les indicó que sobre esas cuestiones debían informarse a través de los técnicos del ayuntamiento.

Siguiendo su consejo, dirigieron un escrito al alcalde a través de la oficina de Registro para que la Coordinadora de Servicios Sociales informara. Según manifiestan, días más tarde, reciben una carta del secretario del ayuntamiento desestimando su solicitud “porque esas cuestiones deben plantearse en sede plenaria”. Así, volvieron a la carga en el Pleno de octubre donde afirman que Francisco Clemente les respondió sin ajustarse a la verdad, con falta de respeto y les invitó a que no dijesen más “tonterías”. Desde el PSOE dicen no entender a qué puede deberse tanto despropósito y culpan al primer edil de obstaculizar su labor de oposición.