El alcalde de Águilas se hace la “foto” junto a dos altos cargos del PP envueltos en casos de corrupción, denuncia el PSOE

DSC_7409Bartolomé Hernández inaugura la Escuela Infantil Municipal Las Molinetas de Águilas acompañado por el consejero de Educación, Cultura y Universidades, Pedro Antonio Sánchez, y el delegado del Gobierno en Murcia, Joaquín Bascuñana, ambos imputados en diferentes causas judiciales

Esta infraestructura se construyó gracias al Plan Educa 3, puesto en marcha por el anterior Gobierno de España

Los concejales del PSOE han declinado asistir esta mañana a la inauguración de la Escuela Infantil Municipal Las Molinetas de Águilas ante la anunciada visita del consejero de Educación, Cultura y Universidades, Pedro Antonio Sánchez, imputado por los presuntos delitos de prevaricación, cohecho e infidelidad en la custodia de documentos en su etapa como alcalde de Puerto Lumbreras, y del delegado del Gobierno en Murcia, Joaquín Bascuñana, por su supuesta participación en el caso de corrupción Novo Carthago.

Desde el Partido Socialista denuncian que los políticos del PP antes mencionados deberían dejar sus cargos mientras tengan cuentas pendientes en los juzgados, y lamentan que al alcalde de Águilas, Bartolomé Hernández, no le haya importado hacerse la “foto” durante el acto inaugural del citado centro educativo a sabiendas de que sus compañeros de filas no están en condiciones de ocupar cargo público alguno por su condición de imputados.

Además, convencidos de que desde el gabinete de prensa del consistorio obviarán ciertos datos, quieren informar de que la Escuela Infantil Las Molinetas debió estar terminada en el primer trimestre del 2013, según anunció el propio ayuntamiento en septiembre del 2012 cuando se adjudicaron las obras, sufriendo así una demora de más de un año y medio en su apertura por intereses puramente electorales. Igualmente, destacan que la mitad del presupuesto invertido para su construcción fue aportado por el anterior Gobierno de España a través del Ministerio de Educación.

Asimismo hacen hincapié en que esta fue una constante petición de su grupo en legislaturas anteriores, impulsada por la demanda de los propios vecinos ante la falta de plazas de escolarización para niños de 0 a 3 años en esa zona del levante aguileño.