El gobierno de López Miras no garantiza el cumplimiento de su propia normativa

El gobierno de López Miras no garantiza el cumplimiento de su propia normativa

Francis Gallego reivindica la inversión histórica en Educación que ha acometido el Gobierno de España frente a los recortes del Ejecutivo Regional

La Orden conjunta de 29 de junio de 2021 de Salud y Educación, por la que se restablece la actividad presencial para el curso 21/22 en los Centros Educativos, recoge literalmente que se realizará “posibilitando la máxima presencialidad y en un entorno seguro y saludable” y regula las medidas organizativas e higiénico-sanitarias que los Centros Educativos deben aplicar a través de sus planes de contingencia.

La aplicación de las medidas organizativas exige la continuidad de los maestros de refuerzo COVID que, sin embargo, la consejera ha negado que vaya a contratar. Asimismo, las medidas higiénico-sanitarias implican un refuerzo de limpieza por las mañanas, que supone un gasto extra de recursos económicos por parte del Ayuntamiento, para lo que la Comunidad Autónoma no ha previsto subvención. Dicha necesidad está derivada directamente de la situación de Pandemia; por ello, su financiación debe venir de los recursos COVID que está recibiendo la Comunidad Autónoma por parte del Gobierno Central. El Gobierno Regional, por tanto, no pone ni los medios económicos, ni los recursos humanos necesarios que permitan el cumplimiento de su propia normativa; hace dejación de responsabilidades, olvidando que las competencias en materia de Educación les corresponden.

Los recortes educativos que pretende implementar López Miras de cara al próximo curso escolar, en el que no habrá profesores de refuerzo COVID y se disminuirán las plantillas docentes en los Centros de la Región, contrastan con la inversión del Gobierno de la nación, con la transferencia de más de 84 millones de euros extra el pasado curso para que el gobierno regional pudiera asegurar la presencialidad completa en las aulas. A la inversión histórica hay que sumarle los 200 millones de euros que el Gobierno de España distribuirá entre las CCAA para la creación nuevas plazas públicas de Educación Infantil de 0 a 3 años, que tendrá un enorme impacto en la Región, ya que recibirá 6 de esos millones para la creación de 700 nuevas plazas en esta etapa.

“Exigimos que se den cuentas a la ciudadanía del destino que la CARM está dando a los fondos COVID. Los Ayuntamientos son los que realmente se encuentran infrafinanciados. Instamos a López Miras a que traslade, mediante subvención, fondos COVID a los Ayuntamientos para seguir asumiendo las necesidades derivadas de la situación de pandemia en el ámbito educativo”, ha recordado la secretaria de Educación de la Agrupación Socialista de Águilas, Francis Gallego, quien ha señalado que “se constata que realmente a López Miras y a su consejera de Educación no les preocupa procurar la calidad educativa y garantizar la seguridad sanitaria de nuestros estudiantes”.