El paro supera en Águilas los 3.100 desempleados.


En rueda de prensa celebrada esta tarde, los concejales socialistas Ramón Román y Luís López, acusaron al equipo de gobierno de provocar la cifra de 3.000 desempleados que arrojan los datos de empleo del mes de septiembre para el municipio de Águilas, debido a la falta de inversiones que durante años no han realizado en el polígono industrial, ni en la agricultura aguileña, ni en promover un modelo turístico que fuese alternativa al cierre de plazas hoteleras que se están produciendo en la actualidad.
Todo el modelo productivo impulsado por el PP está en crisis, afirmó Román, y la única alternativa a esta situación son las inversiones que está promoviendo el Gobierno de España, con la construcción de la Escuela Taller, en una parcela del Polígono Industrial por casi un millón de euros con cargo al Plan E; la inversión de 69 millones de euros para la terminación de la Desaladora de Águilas/Guadalentín por el Ministerio de Medio Ambiente; así como la inversión en tres años para el Plan de Dinamización Turística de 1 millón de euros por la Secretaría de Estado para el Turismo.
El equipo de gobierno mira para otro lado, mientras continúan creciendo las cifras de desempleados; no hace nada, elude su responsabilidad, no realiza inversiones y se limita a echar la culpa a Zapatero del resultado de una política basada en la especulación y en el pelotazo que es exclusivamente responsabilidad del PP y que no hace sino producir parados.
Por otra parte, los concejales socialistas han denunciado también la dispersión del Servicio de Empleo Municipal que se divide hasta en 4 negociados diferentes y que no provoca sino confusión e ineficacia ante los ciudadanos. Por esta situación, el Portavoz municipal, Ramón Román, ha anunciado la presentación de una iniciativa en el próximo Pleno para unificar los servicios de empleo municipales y la creación de una única Bolsa de Trabajo municipal que sirva para dar respuesta a las muchas personas que acuden diariamente al Ayuntamiento y que se tienen que ir con las manos vacías.