El Partido Popular sube la contribución en Águilas más de un 100% en los últimos diez años.

El Grupo Municipal Socialista se muestra indignado ante la espectacular subida del IBI (Impuesto Bienes Inmuebles) en nuestro municipio. Se da la circunstancia, que este año, a pesar de la angustiosa situación que padecen muchas familias aguileñas, debido a la crisis, han tenido que soportar, además, un aumento del 11% en el conocido como impuesto de la contribución.

La Portavoz del Grupo Municipal Socialista, Mari Carmen Moreno, ha manifestado que es insostenible para la mayoría de los ciudadanos de Águilas soportar la espectacular carga impositiva que ha supuesto el IBI durante el periodo 2002-2012 y que supera en mucho el 100%. En este sentido, ha matizado que el presente año, con el recibo recién pagado, la subida se ha disparado hasta el 11%, a pesar de la galopante crisis económica y a los datos del paro en nuestra población que, como siempre, castiga a las clases más desfavorecidas.

Así mismo, Moreno se ha mostrado indignada por estos datos, teniendo en cuenta que a todo esto se suman los recortes sociales, las subidas de la luz y del IVA, el copago sanitario o los aumentos de las distintas tasas municipales, entre otros. Todo ello por obra y gracia del Partido Popular.

La líder socialista ha puesto sobre la mesa datos concretos correspondientes a diferentes zonas de nuestra población que ponen de manifiesto el descomunal incremento que ha experimentado el impuesto en los últimos diez años. Como ejemplo, ha resaltado que si los vecinos de la Plaza Gutierrez Mellado pagaban en 2002, por este concepto del IBI 150,12 euros, en el último recibo han desembolsado la nada despreciable cantidad de 327,99 euros. Los datos de la calle Fraternidad son aun más sangrantes, ha asegurado la Portavoz Socialista, ya que de los 174,67 euros que se pagaban en el año 2002, han pasado a los 364,92 euros actuales.

Los socialistas están convencidos de que muchísimas familias no habrán podido hacer frente al último recibo y otras muchas lo habrán tenido que pagar quitándoselo de gastos esenciales de su día a día.