EL PP DE RAJOY DESMANTELA EL SISTEMA PÚBLICO DE SALUD

El Grupo Municipal Socialista está convencido de que el nuevo sistema sanitario diseñado por el Partido Popular acaba con la universalidad de la prestación sanitaria y merma los derechos de los ciudadanos que tendrán que pagar por casi todo.

Los socialistas aguileños solicitan al Ayuntamiento que inste al Gobierno de España para lograr la derogación del Real Decreto Ley 16/2012, de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones.

Mari Carmen Moreno afirma que se trata de un retroceso en la sanidad española, solo comparable a la etapa de la dictadura. Además, señala que al Partido Popular le han bastado poco más de cien días para acabar con lo que ha costado treinta años conseguir. Así, con la publicación en el B.O.E. de las nuevas medidas de recortes “lo que hasta hace unos días era universal, público, equitativo y gratuito deja de serlo y en breve tendremos que pagar más para preservar nuestra salud”.

Moreno destaca que sólo tendrán tarjeta sanitaria los que coticen a la Seguridad Social, pensionistas y parados que ya hayan cotizado antes. El resto de ciudadanos tendrá que acreditar ingresos insuficientes para tener derecho a la sanidad pública, situación que, a su juicio, es una vuelta a la beneficencia.

Asimismo, los jóvenes mayores de 26 años que no hayan accedido a ningún empleo tendrán que acreditar que no superan unos ingresos mínimos para que se les conceda una especie de “carnet de pobre”. En este sentido, Mari Carmen Moreno dice que “todavía no está muy claro cómo afectará esta medida a mujeres separadas y divorciadas que nunca hayan cotizado a la Seguridad Social”.

La Portavoz socialista asegura que la exclusión de inmigrantes sin papeles, que afecta a unas 150.000 personas, supone un ahorro irrelevante si se tiene en cuenta la alarma social que puede crear y sólo consigue que se colapsen los servicios de urgencias.

Al hilo, recuerda que, aún negándolo durante la campaña electoral, el PP ha establecido un COPAGO SANITARIO y un MEDICAMENTAZO en toda regla. Copago, porque TODOS LOS CIUDADANOS, incluidos los pensionistas, tendrán que pagar por cosas que hasta ahora no pagaban (prótesis externas como collarines, férulas, muletas, sillas de ruedas, etc.), así como el transporte sanitario no urgente y los productos dietéticos terapéuticos.

Medicamentazo porque, las medidas puestas en vigor por el PP, incluyen la exclusión de la financiación pública de medicamentos para dolencias menores que son de uso común para millones de pacientes en nuestro país y a partir de ahora tendrán que pagarlos.

Y medicamentazo, porque se eleva la cantidad a pagar por los enfermos crónicos no pensionistas incluyéndose además el copago en los medicamentos que se retiraban hasta ahora sin coste de los servicios de farmacia de hospitales, entre ellos, tratamientos oncológicos, VIH, hepatitis, fertilidad y artritis reumatoide entre otros.

Todo esto, asevera Moreno, castiga especialmente a los sectores más vulnerables de nuestra sociedad, como son los pensionistas, por lo que son doblemente injustas, ineficientes e improvisadas, ya que no presentan una memoria económica que justifique las cifras que dan y no cuadran de ningún modo.

El PSOE se opone rotundamente a estos recortes que suponen un cambio cualitativo de enorme magnitud en el modelo sanitario, tanto para acceder a las medicinas como a los servicios y genera injusticia social y desigualdad entre los ciudadanos. “De hecho, estamos estudiando recurrir al Tribunal Constitucional para solicitar su anulación”.

Por último, recuerda que el Partido Socialista demostró durante su mandato que se puede ahorrar sin copago ni recortes. “Lo demostró con las medidas tomadas por el anterior Gobierno que redujo el gasto sanitario de 70.000 a 53.000 millones de euros, sin afectar al modelo ni las prestaciones, además de reducir la factura de farmacia en cerca de 6.000 millones. “La lucha ahora está en conseguir que el Gobierno del PP escuche nuestras propuestas para ahorrar sin RECORTES ni COPAGO”.