El PSOE de Águilas responde con argumentos a la invectiva de IU

«Tengo que salir al paso de las manifestaciones vertidas por el portavoz de Izquierda Unida en Águilas sobre las “prácticas sospechosas” del PSOE aguileño, acerca de la aprobación de planes parciales en la costa. Estos planes parciales vienen del PGOU de Águilas del año 92 y, por tanto, fueron aprobados entonces y tienen reconocida su situación como terreno urbanizable. Desde hace 16 años se están tramitando y planificando su desarrollo, por tanto, el PSOE está votando a favor de estos asuntos que son plenamente legales. No es de ahora, es de hace 16 años y Miguel Carrasco lo sabe, ya que entonces ya estaba en el Ayuntamiento como concejal y es de los pocos que quedan de aquella época, junto a Juan Ramírez, que aprobaron el PGOU actual de Águilas.

Se puede estar o no de acuerdo en la planificación que se hizo entonces del desarrollo del litoral. Personalmente creo que el desarrollo hay que hacerlo de otra forma pero para eso hay que realizar un nuevo PGOU que modifique el actual, teniendo en cuenta parámetros medioambientales que entonces se obviaron.

Por otra parte, en el preacuerdo que se alcanzó en septiembre del año pasado entre los tres partidos de la oposición (PSOE, Masd e IU) para formalizar un tripartito que desbancara a Juan Ramírez de la Alcaldía y al PP del gobierno del Ayuntamiento de Águilas, en su punto 7 se dice lo siguiente:

“El Tripartito acuerda una moratoria para la redacción y aprobación de nuevos Convenios Urbanísticos, aunque se respetarán todos los que se ajusten a la legalidad y hayan sido aprobados por la CC.AA, ofreciendo de esta manera plena seguridad jurídica a aquellos empresarios que hayan hecho sus inversiones en un marco de normalidad urbanística y normativa. El Tripartito se compromete a agilizar los Planes Parciales correspondientes a las modificaciones puntuales ya existentes, con el fin de facilitar el desarrollo de todas las actuaciones legales existentes, así como la creación de los puestos de trabajo que esta actividad conlleva”.

Por tanto, la actuación del PSOE en Águilas se está ajustando escrupulosamente a lo acordado entonces entre los tres grupos de la oposición y todo lo que se ha aprobado en el Pleno se ajusta tanto a la legalidad, como a lo que se define en este punto 7 del acuerdo tripartito.

Lamentamos el hecho que IU hay olvidado lo que acordó entonces y que ahora, por motivos puramente electorales, haga una demagogia barata para robar unos cuántos votos para las elecciones generales. Miguel Carrasco ha perdido los papeles y sabe perfectamente que esta actitud a quien beneficia realmente no es a IU, sino al Partido Popular de Águilas, con quien incluso comparte espacios electorales en las principales calles de Águilas, en sitios que le corresponden en exclusiva al PP y que este ha permitido, en una clara posición de “pinza” hacia el PSOE.

Lamentamos que estos ataques los haya hecho ahora y no hace 16 años cuándo se aprobó entonces el PGOU de Águilas. También lamentamos que Miguel Carrasco difunda mentiras intencionadamente cuándo dice que estamos votando a favor de las primeras obras del puerto deportivo de La Marina de Cope, cuando lo que se votó fue la autorización que solicitaba el Ministerio de Medio Ambiente a través de su Demarcación de Costas, para la realización de un estudio medioambiental de la zona, que hay que recordar, está protegida a través de un LIC.

Mentir es gratis y en campaña electoral se suele hacer con frecuencia, pero pensábamos que era el PP quién tenía la exclusiva de las mentiras. Por lo visto nos habíamos equivocado.

También quiero decir que Miguel Carrasco está mandando sms a correos de militantes socialistas contando todas estas mentiras, como forma de provocar descontento entre nuestros militantes, desestabilizar nuestra agrupación y perturbar la campaña a su favor.

Nosotros jamás nos hemos metido en asuntos internos de IU, mientras que Miguel Carrasco lo hace constantemente. Jamás hemos tocado a sus militantes. Siempre hemos respetado sus reglas y su funcionamiento, pero, por lo visto, Miguel no conoce la palabra respeto a la independencia de los partidos y recurre al insulto personal como argumento político, cuándo dice que el cambio de postura del PSOE en esos temas tiene que ver con mi liberación como jefe de la oposición en el Ayuntamiento de Águilas, porque en eso se parece sospechosamente a Juan Ramírez.

Miguel Carrasco lleva casi 20 años en el Ayuntamiento de Águilas, se las sabe todas, pero por lo que vemos ha aprendido más de lo malo que de lo bueno. Nos da la impresión que se quiere convertir en el seguro de vida del PP y de Juan Ramírez en esta legislatura, en una especie de pinza antinatural que tan buenos dividendos le da al PP y tan malos a IU.

De hecho, el mismo ha comentado en más de una ocasión que no le interesa entrar como liberado en un gobierno tripartito porque “perdería dinero” con respecto a sus actuales emolumentos. Nos parece también que su dedicación al Ayuntamiento desde un posible gobierno tripartito le exigiría renunciar a ciertas cosas que, por lo que estamos viendo, no está dispuesto a hacer y que le parece más cómodo continuar en la oposición, dedicándole ½ hora a su trabajo de concejal, que tener la responsabilidad de cambiar esas cosas que dice que dice son necesarias para transformar nuestro pueblo.

También nos asaltan las dudas acerca de quién filtró en septiembre del año pasado al diario La Opinión el acuerdo del Tripartito, justo antes de la presentación de la moción de censura. Nos asaltan dudas porque él era el único que disponía del documento y, a la vista de lo que sucedió después, tenemos dudas razonables acerca de si Miguel quería renunciar a su placentera vida en la oposición, o afrontar las responsabilidades de gobierno que se negociaron en el tripartito para IU con las delegaciones de Medio Ambiente; Parques y Jardines; Limpieza y Playas; Asociacionismo y Participación Ciudadana.

Son dudas razonables que esperamos en el futuro que estemos equivocados o … que rectifique lo que ahora es un dislate electoral».