El PSOE se persona como acusación particular en el caso de la Zerrichera y pide que se amplíen diligencias judiciales a Marqués y Bascuñana

La portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Teresa Rosique, ha anunciado esta mañana que el PSOE se ha personado como acusación particular en la querella presentada por fiscal jefe del TSJ y admitida a tramite por el juzgado número 3 de Murcia. El PSOE va a pedir que se amplíen las diligencias judiciales a los consejeros, Francisco Marqués y Joaquín Bascuñana.

Rosique responsabilizó al presidente Valcárcel de ser el máximo responsable político de todo lo ocurrido en La Zerrichera. Y lo justificó diciendo que “solo alguien con el máximo poder tiene la capacidad de poner de acuerdo a tanta gente en un tema como éste. Por eso, tiene un serio problema y no puede cesar a los imputados porque han actuado obedeciendo órdenes de sus superiores, a los que les han hecho el trabajo sucio”.

Rosique explicó que una de las cuestiones que el juez pone de manifiesto en su auto es precisamente el de la “concertación previa” entre distintas administraciones; es decir, entre el ayuntamiento de Águilas y la Administración regional, “sin la que no se entendería la coordinación alcanzada entre ambas para conseguir la finalidad que perseguían”, que no era otra, que la aprobación de un proyecto urbanístico en un espacio protegido.

La portavoz socialista señaló que pese a que el consejero Joaquín Bascuñana, fue el que ejecutó la orden firmada para la reclasificación urbanística de La Zerrichera para su amigo Trinitario Casanova, éste sigue incomprensiblemente en su cargo ya que Valcárcel no lo ha cesado.

Asimismo, exigió al consejero que se deje de obviedades, pues es la ley -por mandato- y no una decisión política la que obliga a cesar a los condenados por la Justicia de sus puestos.

Para Rosique, el presidente Valcárcel se “ha tragado como un puño” sus propias palabras en las que dijo textualmente: “Si alguien del PP comete una ilegalidad, se le echará a la calle sin esperar la sentencia del juez”. Y le recordó que en este momento ya tiene 14 imputados entre altos cargos y alcaldes.

Por tanto, dijo la portavoz, “Valcárcel no ha cumplido lo que dijo a la opinión pública y mantiene en sus cargos a los imputados por La Zerrichera, Puerto Mayor y pone como cabeza de candidaturas a alcaldes imputados. Esta es la oferta que Valcárcel le hace a los ciudadanos: poner a personas imputadas por los jueces y sentadas en el banquillo”.

ZINCSA

Sobre la denuncia del PSOE de la supuesta participación del hermano del presidente en la operación comercial de la venta de suelo de Zincsa, Rosique apostilló que ni Valcárcel ni el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Juan Carlos Ruiz, lo han desmentido. Por eso el PSOE le exige al presidente que expliqué “en calidad de qué estaba allí su hermano; qué hacia en esta operación y qué ha cobrado. Esperamos que todos estos aspectos sean aclarados por el presidente porque son muchas las casualidades que se dan sobre la presencia de su hermano en diversos temas importantes de la Región”.

Entre estas casualidades citó: “la casualidad la presencia de Sánchez Carrillo en Puerto Mayor; la casualidad de que el hermano del presidente sea socio de Sánchez Carrillo, y la casualidad que ambos sean socios de los dueños de Polaris; la casualidad que Valcárcel le adjudique a los socios de su hermano las televisiones digitales; que le reclasifique tantos metros cuadrados, y ahora, qué casualidad que su hermano aparezca supuestamente vinculado con la venta de suelo de Zincsa. Estamos esperando una explicación porque la ética política en una sociedad democrática es fundamental. Y son muchas las casualidades que el presidente tiene que explicar”, concluyó.