Estos presupuestos profundizan aún más en la herida que el Gobierno regional y central han hecho a la Educación pública con sus recortes.

La diputada Mª Carmen Moreno aseveró que este presupuesto sólo servirá para deteriorar aún más la educación pública.

La responsable de Educación del Grupo Parlamentario Socialista, Mª Carmen Moreno afirmó que estos presupuestos demuestran que el Gobierno regional abandona a su suerte la Educación Pública de nuestra Región.

“Después de un año muy duro y de sacrificios para docentes, familias y alumnado vemos que tanto sufrimiento no ha servido para nada, solamente para seguir empeorando. De hecho, estos presupuestos profundizan aún más en la herida que el Gobierno regional y central han hecho a la Educación pública con sus recortes”.

Moreno repasó un panorama regional poco alentador, con más de 2.000 docentes en paro, aulas masificadas, alumnado sin profesorado durante más de dos semanas, familias sin ayudas para comedor, transporte o libros de texto y dificultad para el funcionamiento diario de los centros educativos.

En opinión de Mª Carmen Moreno este presupuesto no va a servir para mejorar los indicadores educativos de nuestra Región, “que son pésimos en cuanto a población analfabeta, fracaso escolar, y adecuación de la FP al mercado laboral. Al contrario, no ayudarán a que esta Región tenga un sistema productivo más eficiente ni a corto ni a medio plazo”.
Recortes a la Comunidad educativa
Tampoco darán un respiro a las familias, ya que hay menos becas para libros que el curso pasado, no va a servir para que los docentes puedan tener una atención más personalizada al alumnado, al haber menos docentes y más alumnado por aula.

La diputada socialista argumentó que “este presupuesto sólo va a servir para una cosa: para deteriorar aún más nuestra Educación pública, para romper con la igualdad de oportunidades y, sobre todo, para que nuestros hijos estudien en un Sistema educativo peor que el que mi generación tuvo la oportunidad de estudiar”.

Las inversiones quedan exclusivamente reducidas a las remodelaciones de los centros educativos de Lorca como consecuencia de los seísmos, que se realizarán mediante prestamos BEI (Banco Europeo de Inversiones); mientras que la remodelación del resto de centros queda en el olvido, pese a que muchos se encuentran en condiciones pésimas.