Ramón Román desmiente las acusaciones del Concejal de Agricultura sobre la desaladora

quien acusa a los socialistas de falsedad en su discurso sobre la desaladora y le recuerda que, por el cargo que ostenta, debe de mirar por los intereses de los agricultores y por el empleo y no poner más obstáculos a la puesta en marcha de la desaladora Aguilas/Guadalentín.

Tras la visita efectuada ayer por Lola Ortuño, responsable de la empresa estatal ACUAMED al Ayuntamiento de Águilas, el Concejal de Agricultura Fernando Martínez se despachaba acusando al Secretario General de Lorca y Secretario Sectorial de Agua de la Ejecutiva Regional, Diego Ferra, de “no estar al lado de los agricultores y de defender intereses partidistas”, además de “falsedad en el discurso socialista” en lo que se refiere a las trabas que Ferra acusaba al Ayuntamiento de Águilas de poner en el trazado de la tubería de la salmuera.

Ramón Román coincide con las declaraciones de su homólogo lorquino y mantiene las afirmaciones que hace en rueda de prensa, afirmando que es el Equipo de Gobierno de Águilas el que está poniendo trabas al trazado de la tubería de la salmuera, votando en contra de ese trazado, que tanto la propia Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, como el Ministerio de Medio Ambiente han autorizado con anterioridad.

El trazado para el vertido de la salmuera cuenta con las bendiciones y la autorización expresa de Comunidad Autónoma y el Ministerio de Medio Ambiente, por lo que le exigimos al Concejal de Agricultura del Ayuntamiento de Águilas, Fernando Martínez, que deje de enredar y de poner obstáculos a una obra que garantizará muchos puestos de trabajo y el agua para miles de agricultores, entre los que se encuentran los regantes de Águilas, Pulpí, Lorca y Puerto Lumbreras, además del abastecimiento de agua para los usuarios de la Mancomunidad de Canales del Taibilla, que proporciona agua diariamente a cientos de miles de ciudadanos y ciudadanas de la Región de Murcia.

Nos parece muy poco responsable por parte del concejal de Agricultura del Ayuntamiento de Águilas, hacer política con una inversión que proporcionará agua para siempre tanto a los agricultores aguileños, como de la comarca y que supone la mayor inversión del estado en nuestro municipio, con un total de casi 250 millones de euros de inversión total.

El único problema que, a nuestro juicio, tiene Fernando Martínez es que la inversión en la desaladora la realiza un gobierno socialista y no le interesa que entre en funcionamiento, ya que, por lo visto, prefiere que los agricultores no tengan agua a que funcione la desaladora y que, por tanto, los agricultores y los ciudadanos en general tengamos agua para siempre.