‘Tenemos que captar inversores que apuesten por Águilas en diferentes actividades productivas’

Incansable como propiamente se define, esta aguileña de 35 años siempre se ha preocupado por el futuro de su municipio y por eso comenzó muy pronto su carrera en la política local. Desde entonces ha estado en contacto día a día con los ciudadanos y los problemas del municipio, tratándolos de primera mano. Preocupada por las cuentas claras y los tiempos complicados aún por llegar, reivindica la diversificación de los sectores productivos de la localidad y apuesta por un pacto local por el empleo. De estos y otros temas habla Mari Carmen Moreno Pérez en esta entrevista concedida en exclusiva a TRIBUNA MUNICIPAL.

PREGUNTA. ¿Qué balance haría del primer año de legislatura?

RESPUESTA. Tristemente, no puedo hacer un balance positivo de este primer año de legislatura. Desde mi punto de vista, Águilas no evoluciona por la nula gestión del alcalde, Bartolomé Hernández, que no toma decisiones por miedo o porque se encuentra instalado en una burbuja arropado por su ineficaz equipo de gobierno.

Desde la oposición, todo nos hace pensar que hay «un gobierno en la sombra”, producto de las luchas internas del PP.

P. ¿Cuál es la situación financiera del Ayuntamiento?

R. En honor a la verdad, se puede decir que la herencia que ha recibido esta Corporación ha permitido que se mantenga el tipo hasta la fecha. Pero igual de cierto es que no se aprovecharon el tiempo de las «vacas gordas” y ahora, que llegaron «las flacas”, notamos el aliento de la deuda y las dificultades económicas que soportan todas las familias aguileñas.

P. ¿Qué opinión le merece el plan de pago a proveedores y cómo va a influir éste en Águilas en los próximos años? ¿Cree que afectará a la plantilla municipal y a la prestación de servicios básicos?

R. Este Consistorio no se ha acogido a ese plan de pago a proveedores. El equipo de gobierno del PP se está «comiendo” el poco efectivo de caja pagando las facturas atrasadas. Por consiguiente, dadas las circunstancias, nos esperan tiempos aún más complicados. Pero no queremos ser agoreros, sólo deseamos que las cuentas además de ser claras cuadren sin afectar a los empleados municipales y a servicios esenciales para los ciudadanos. Tiempo al tiempo.

P. ¿Cuáles son los sectores económicos punteros de Águilas y cuáles son sus propuestas para potenciarlos?

R. Lo que ha sobrevivido de la agricultura, que tras las políticas nefastas del gobierno de Valcárcel, todavía es básica en nuestro municipio.

Pensamos que Águilas puede y debe crecer de forma equilibrada con otros pilares que hagan que el futuro pase por otros servicios como el turismo y la industria, pero todo partiendo de la base del mantenimiento de este sector esencial con políticas de calidad, competitividad, nuevas tecnologías, ayuda al pequeño y mediano agricultor, además de promover el asociacionismo agrario, entre otras. No hay que olvidar asimismo que la industria en nuestra ciudad es muy escasa por el alto precio del suelo y la paralización por parte del Gobierno regional del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que frena el crecimiento de nuevas empresas con sus emprendedores a la cabeza. Esta circunstancia nos llama poderosamente la atención teniendo en cuenta que, cuando se trata de aprobar planes para la construcción se actúa con más rapidez; no así cuando se trata de agilizar trámites para fomentar el nacimiento de nuevas industrias.

P. Sobre empleo, ¿qué medidas propone su grupo para la creación de puestos de trabajo dentro de las limitadas competencias en el ámbito local?

R. Lamentablemente, desde que llegó el nuevo equipo de gobierno del PP se han disparado las cifras de desempleados. Más de 500 personas han engrosado la larga lista de trabajadores en paro, cercanos hasta la fecha a los 3.500, que viven un drama familiar por la falta de empleo. En este sentido, los socialistas proponemos soluciones que pasan por poner en marcha el Pacto Local por el Empleo, incorporar a los trabajadores autónomos a los planes de Formación Profesional continua, desarrollar estudios de mercado sobre la zona, incremento de la tasa de actividad femenina, etc … Y lo que es más importante: salir al exterior y captar inversores que apuesten por Águilas en diferentes actividades productivas. En este aspecto, nuestra apuesta siempre ha sido y será encaminada a diversificar los sectores económicos como garantía de futuro.

P. A los ayuntamientos ¿les sobran competencias o les faltan ingresos?

R. Es evidente que los ayuntamientos somos el primer eslabón en que los ciudadanos se agarran para solucionar sus problemas. Muchas de las competencias están asumidas por la Administración local y en estos momentos de grave crisis económica, consideramos indispensable saber priorizar donde deben acudir en primer lugar las ayudas. Por poner un ejemplo, y no queremos hacer publicidad: no es de recibo que el equipo de gobierno de Hernández Jiménez lleve gastados la friolera de más de 50.000 euros en propaganda distribuida en medios locales y regionales, algunos con muy escasa difusión.

P. ¿Cuál es la apuesta del Consistorio por la Cultura?

R. La cultura debe ser el revulsivo que vuelva a poner a Águilas al frente de los pueblos y ciudades más abiertos de nuestra región. No basta con poner un espacio, por muy grande y hermoso que sea, si las ideas y personas brillan por su ausencia. Y menos en tiempos de crisis donde el euro está en baja y la imaginación en alza. Claro que faltan esas personas imaginativas y creadoras en el lugar que les correspondan para desarrollarlas.

P. ¿Han notado una salida importante de inmigrantes como consecuencia de la crisis?

R. Aunque no tenemos datos concretos, es cierto que hemos comprobado un notable descenso en el colectivo de inmigrantes ecuatorianos.

P. ¿Quiere añadir algún tema?

R. Sí. En primer lugar agradecerle la oportunidad que me brinda este medio de comunicación en el universo de Internet. Y en segundo lugar, quisiera despedirme con este mensaje de Willy Brandt al Congreso de Berlín de la Internacional Socialista en septiembre de 1992:
Nuestra época contemporánea, como ninguna época anterior, entraña muchas posibilidades, tanto para bien como para mal. Nada se hace solo y pocas cosas duran para siempre. Por eso recordad vuestra fuerza y que cada época requiere su propia respuesta.